La fuente de Cibeles, uno de los emblemas del Paseo del Prado y de Madrid

Madrid, candidata a Patrimonio de la Humanidad

La candidatura del Paseo del Prado y el Buen Retiro entra en la fase final, tras el visto bueno de la UNESCO
12/03/2019

Pese al peso cultural de Madrid en España y en Europa, es todavía una de las grandes capitales del Viejo Continente sin una declaración de Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO. La candidatura “Paseo del Prado y el Buen Retiro. Paisaje de las artes y las ciencias”, que recientemente ha sido confirmada por la UNESCO, pretende poner solución e incluir a Madrid en la prestigiosa lista.

El proyecto, tras el trabajo entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, entra ahora en la fase decisiva. En abril de 2018 fue elegida por el Consejo Nacional de Patrimonio como la primera de las candidatas españolas a la lista de la UNESCO. Aceptado el expediente, fue enviado por el Gobierno a este organismo, que ha confirmado su entrada como candidata por España (cada país puede enviar una propuesta, de un máximo de 35 a nivel mundial).

En manos de la UNESCO

Una vez recibida por el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO (formado por 21 países, entre ellos España), se remitirá la lista de candidaturas al Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), quien enviará a los respectivos expertos a visitar cada propuesta. A Madrid, se espera que lleguen en otoño, y que analicen la candidatura durante varios días. Ese informe volverá a elevarse a Icomos, quien realizará una segunda valoración (aparte de las subsanaciones u observaciones que procedan) y remitirá su propuesta definitiva de nuevo a la UNESCO sobre mayo de 2020, cuyo Comité del Patrimonio Mundial que tomará una decisión final en junio de ese mismo año.

Paisaje cultural

Madrid opta a la declaración como Paisaje cultural, dentro de la lista de Patrimonio de la Humanidad. La zona del Paseo del Prado y el parque del Retiro constituyen un espacio urbano singular, en el que se unen cultura, ciencia y naturaleza, además de uno de los primeros paseos urbanos arbolados de Europa con una enorme concentración de museos, monumentos e instituciones de gran influencia en la cultura española.

De la Cuesta de Moyano a la Puerta de Alcalá, pasando por el Museo del Prado, el Thyssen, Neptuno y Cibeles, además del Palacio de Cristal y el estanque del Retiro, la inclusión de Madrid en la lista de la UNESCO supondría un sello de enorme valor para fortalecer la atracción y proyección cultural de la capital española, potenciando aún más el turismo cultural y de calidad.