Los Reales Sitios, lugares emblemáticos patrimonio de todos

03/08/2015

España rezuma historia y arte por los cuatro costados. Actualmente nuestro país cuenta con 44 lugares declarados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, hecho que consolida a España como el tercer país del mundo que más alberga, sólo por detrás de Italia y China. Entre ellos se encuentra el Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial, uno de los monumentos más importantes de nuestro país y que, además, es uno de los máximos exponentes de los denominados Reales Sitios.

Los RealesSitios son aquellos lugares que la Familia Real española ha utilizado tradicionalmente como lugar de reposo y recreo, entre los que se hallan residencias de verano o invierno. Patrimonio Nacional administra y gestiona esos bienes que la Corona ha cedido al Estado para el disfrute de todos los españoles –conservando su derecho de uso- y que conforman uno de los conjuntos culturales más destacados de Europa.

A su cargo están ocho Palacios Reales, cinco residencias reales de campo y diez conventos y monasterios fundados por la Corona, a los que hay que sumar más de 20.000 hectáreas de bosque y 589 jardines históricos. En la actualidad, los Reales Sitios se utilizan para ceremonias de Estado y actos oficiales. Estos son los más destacados:

Palacio Real de Madrid

Sin duda el Real Sitio más importante de la Corona Española. Es la sede oficial de Su Majestad el Rey para el ejercicio de las funciones de alta representación que le otorga la Constitución. Mandado construir por Felipe V en 1738 sobre las ruinas del Alcázar de Madrid y arrasado por el fuego, fue Carlos III el primer monarca que lo habitó en 1764. En su interior se recoge un gran número de obras de arte de las colecciones reales.

Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial

Una obra colosal encargada por elrey Felipe II a los arquitectos Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera en 1562, y que oficialmente se concluyó en 1595, cuando se consagró la Basílica. Estamos ante un inmenso monumento, el que mejor plasma las aspiraciones ideológicas y culturales del Siglo de Oro español.

Palacio Real de El Pardo

Con una azarosa vida de construcciones, ampliaciones e incluso incendios, fue Enrique IV el que ordenó construir este Palacio, que sería reformado en la época del emperador Carlos V y posteriormente ampliado por Carlos III, que lo convirtió en Corte durante los meses de invierno de su reinado. Fijado como residencia de los Jefes de Estado que visitan España, son famosos sus tapices creados por Goya y Bayeau.

Palacio Real de Aranjuez

Como sucediera con El Escorial, Felipe II encargó su construcción en 1564 y Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera la ejecutaron, aunque su finalización tuvo lugar en tiempos de Fernando VI, ya en 1752. Entre sus espacios más notorios destacan el Salón de los Espejos y el Gabinete de Porcelana, entre otras dependencias como el Jardín del Príncipe, La Casa del Labrador y el Museo de Falúas Reales.

Palacio Real de la Granja de San Ildefonso

Desde que Felipe V se retirara a este lugar en la Sierra de Guadarrama en 1724 ha sido usado por todos los monarcas españoles como residencia de verano hasta Alfonso XIII. La verdadera suntuosidad del recinto reside en sus jardines y, sobre todo, sus fuentes, que cuando están en funcionamiento constituyen un espectáculo inigualable. El conjunto monumental de todas las fuentes se pone en funcionamiento únicamente dos veces al año: el 25 de julio y el 25 de agosto.

Palacio Real de la Almudaina

Toda la historia de las Islas Baleares está contenida en este recinto amurallado: construido sobre un primitivo castro romano, fue la residencia de los gobernadores de las islas durante la dominación musulmana. A partir del siglo XIII, ya bajo dominiocristiano, se convirtió en sede de la Corona y adquirió su aspecto actual. Hoy es la residencia oficial de SS.MM. los Reyes durante sus estancias en la isla.

Monasterio de Santa María la Real de las Huelgas

En Burgos podemos encontrar el principal monasterio cisterciense femenino fundado en 1187 por Alfonso VIII y su esposa Doña Leonor, aunque las grandes obras del templo actual datan del siglo XIII. Destacan la Sala Capitular, el refectorio y los dos claustros. En la actualidad alberga el Museo de Telas Medievales, donde se exhibe una colección de indumentaria medieval completa única en el mundo.

Monasterio de San Jerónimo de Yuste

Fue el lugar de retiro elegido por el emperador Carlos V para prepararse a la muerte. El Monasterio de San Jerónimo, de líneas sobrias, fue fundado a principios del siglo XV aunque a lo largo del siglo XVI se ampliaron algunas de sus instalaciones, como la iglesia o el claustro renacentista. Más sobrio y austero, si cabe, es el Cuarto Real, construido en 1555 siguiendo las instrucciones del emperador junto al altar del templo, bajo el cual pidió ser enterrado. Su hijo, Felipe II, decidió finalmente trasladar sus restos a El Escorial.