La Tomatina de Buñol (Valencia) se ha convertido en una de las fiestas españolas más conocidas del mundo. EFE / Kai Försterling.

Las fiestas más curiosas del verano en España

El verano en nuestro país viene cargado de fiestas populares, algunas de ellas tan particulares como la Tomatina de Buñol, la Nochevieja en agosto de Bérchules o la romería de ataúdes en Santa Marta de Ribarteme. Repasamos algunas de ellas.
22/07/2019

El verano es la época por excelencia de las fiestas populares en muchos municipios de España. Fiestas mayores, celebraciones patronales, ferias, gigantes, cabezudos, tracas, verbenas… Algunas de ellas, además, destacan por su carácter único y llamativo, capaz de atraer la atención tanto de visitantes internacionales. Fiestas tan curiosas como un desfile de ataúdes en Galicia, batallas del vino en La Rioja o la internacionalmente conocida Tomatina de Buñol. Repasamos algunas de las más curiosas.

Romería de ataúdes (As Neves, Pontevedra) – 29 de julio

No es de extrañar que el diario británico The Guardian la considere una de las festividades más raras del mundo. El municipio pontevedrés de As Neves celebra la romería gallega más antigua, la de Santa Marta de Ribarteme, de una forma poco habitual: los penitentes se someten al trance de ir en féretros y amortajados para agradecer a Santa Marta, hermana de Lázaro y protectora de los desahuciados, la intercesión para que ellos, sus familiares o sus allegados se recuperasen de graves enfermedades.

Porteadores y familiares acompañan a los “ofrecidos” o “muertos-vivos” durante el recorrido desde la iglesia de Santa Marta hasta el cementerio y su vuelta al punto de inicio. Aunque se trata de una romería solemne, el municipio se llena esos días de curiosos que asisten a esta peculiar celebración de la vida.



Foto: EFE/Salvador Sas

 

Nochevieja en agosto (Bérchules, Granada) – 3 de agosto

El 31 de diciembre de 1994, en plena Nochevieja, el pueblo granadino de Bérchules sufrió un apagón y no pudieron seguir en directo las tradicionales campanadas para dar la bienvenida al nuevo año. Tanto el alcalde como los empresarios de la zona propusieron repetir la Nochevieja en verano; concretamente, el primer fin de semana de agosto.

El pueblo, de menos de 500 habitantes, reúne cada año a unos 10.000 participantes en su Nochevieja particular, incluidos turistas internacionales que pasan sus vacaciones en la Alpujarra y la costa granadinas.



Foto: EFE/Miguel Ángel Molina

 

Boda Típica (Candelario, Salamanca) – 11 de agosto

En Candelario, en la provincia de Salamanca, cada verano tiene lugar una boda. Pero no una boda normal; si no una a la usanza del siglo XIX. Desde 1989 la localidad celebra la representación de una boda tradicional, en la que los vecinos y vecinas del municipio hacen de actores improvisados.

Padrinos, mozas, canciones en la calle para llamar a la novia, camino de los invitados a la iglesia, ceremonia, banquete… el pueblo entero se engalana para la boda más especial del año.

Foto: Candelario.es

 

Fiestas de la Vendimia de Jumilla (Murcia) – 4 al 17 de agosto 

En estas celebraciones, todo gira en torno al vino. Declarada de Interés Turístico Regional, tienen su origen en 1972 a iniciativa de un grupo de bodegas y pueblos de la Denominación de Origen de Jumilla.

En su 48.º edición volverá a contar con multitud de actos de exaltación a la cultura del vino: la pisada de la uva, las cabalgatas con las carrozas del vino, las ofrendas del vid, la inauguración de la Fuente del Vino y el primer mosto al Niño de las Uvas. Destaca especialmente la Gran Cabalgata del Vino, en la que se tiran más de 50.000 litros de vino. 

Foto: Ayuntamiento de Jumilla

 

Fiesta de la Tenca (Aliseda, Cáceres) – 24 de agosto

Si las fiestas de la vendimina de Jumilla giran en torno al vino, en los municipios de la mancomunidad Tajo-Salor una de sus celebraciones más destacadas lo hace alrededor de la tenca, una variedad de pescado que se encuentra en los ríos y charcas.

Desde 1989, las localidades de Alcántara, Aliseda, Arroyo de la Luz, Brozas, Casar de Cáceres, Garrovillas, Hinojal, Malpartida de Cáceres, Mata de Alcántara, Monroy, Navas del Madroño, Piedras Albas, Santiago del Campo, Talaván y Villar del Rey se unen para promover este manjar, en una fiesta que cada año se celebra en una de estas localidades.

Este año el municipio anfitrión será Aliseda, que acogerá concursos de pesca, degustación de recetas a base de tenca, verbenas, exposiciones, visitas turísticas, muestras de artesanía y la entrega de la Tenca de Oro. La Fiesta de la Tenca está declarada de Interés Turístico de Extremadura.



Foto: EFE/Marisa Núñez


La Tomatina de Buñol - 28 de agosto

Es quizás una de las fiestas españolas más conocidas en el mundo. Surgida a raíz de una pelea juvenil en el año 1945, cada último miércoles del mes de agosto se celebra en la localidad valenciana de Buñol una batalla masiva en la que los tomates son las únicas armas.

La batalla empieza a las 9 de la mañana, desayunando con los bollos que reparte el Ayuntamiento. A las 11 suena el disparo que marca el inicio de la lucha, y van entrando los camiones con tomates. En pocos segundos, todo se tiñe de rojo, con más y más camiones que llegan a reponer la “munición”. En total, se reparten (y lanzan) unos 145.000 kilos de tomates maduros entre los más de 20.000 participantes de todo el mundo.

Declarada de Interés Turístico Internacional, la Tomatina de Buñol ha aparecido en videojuegos como la saga de lucha Tekken, en películas de Hollywood y Bollywood y en el doodle del buscador Google en 2015, para conmemorar el 70.º aniversario de la fiesta. La popularidad de la fiesta ha hecho que países como Colombia, Argentina, Chile, Costa Rica, China o Corea del Sur lleven a cabo réplicas de la Tomatina en algunas de sus ciudades.



Foto: EFE/J.C.Cárdenas

 

Moros y Cristianos de Caudete (Albacete) – 6 a 10 de septiembre

Con más de 400 años de antigüedad y declarada de Interés Turístico Regional, las fiestas de Moros y Cristianos de Caudete giran en torno a los desfiles, las simulaciones de combates y los Episodios Caudetanos, un drama histórico recitado en verso.

Actualmente existen cinco comparsas: guerreros, mirenos, Tarik, moros y La Antigua, grupos de personas que siguen una estructura militar con sus capitanes, sargentos y otros cargos. Los desfiles de La Entrada y la Enhorabuena son los que más visitantes atraen, consistentes en desfiles al son de la música, en los que las comparsas muestran sus elaborados trajes. En días consecutivos, se escenifica la invasión musulmana de Caudete, la reconquista cristiana y la aparición de las imágenesde Ntra. Sra. de Gracia y San Blas.



Foto: Ayuntamiento de Caudete

 

Danza del Diablo (Tijarafe, La Palma) – 7 de septiembre

Bien de Interés Cultural y Fiesta de Interés Turístico de Canarias, la Danza del Diablo de Tijarafe es una manifestación –muy festiva- de la eterna lucha entre el bien y el mal, con más de 90 años de historia.

Según la tradición, en la víspera del día de la Natividad de la Virgen (8 de septiembre), Satanás deambula por el mundo a sus anchas, llegando a Tijarafe, donde interrumpe a la orquesta sin previo aviso y entra en la plaza de la Iglesia precedido por gigantes y cabezudos.

Cargado con un armazón de 100 kilos de peso y pirotecnia, desafía a la mismísima virgen con una explosión de fuegos, tracas y colores, intentando atraer a los paisanos con su música y chulería. Hasta que, finalmente, termina el espectáculo con la explosión de la cabeza del demonio, simbolizando el triunfo de la virgen. Unas 8.000 personas han acudido a esta celebración en las últimas ediciones.



Foto: Ayuntamiento de Tijarafe

 

Festa de la Fil·loxera (Sant Sadurní d’Anoia, Barcelona) – 7 y 8 de septiembre

Si bien el dragón es una de las criaturas mitológicas más habituales de las fiestas populares de Cataluña, en Sant Sadurní d’Anoia, con la recuperación de la democracia y las tradiciones populares, decidieron que su bestia temida fuese la filoxera, un insecto que a finales del siglo XIX arrasó los viñedos que sostenían la economía local. La fiesta reproduce así los episodios de la plaga y su solución: los pasacalles con filoxeras, los bailes de los campesinos, la decisión de los Siete Sabios de Grecia (que representan a los principales campesinos de la época) de arrancar y replantar las viñas, y el triunfo final del pueblo sobre la plaga, culminado con una rociada general de cava. Todo ello, por supuesto, entre fuegos, tracas, música y una entusiasta participación de vecinos y visitantes.

Foto: Instagram @festadelafiloxera

Mojigangas (Graus, Huesca) – 12 al 15 de septiembre

Con un gran espectáculo satírico-burlesco declarado de interés turístico nacional, la localidad de Graus repasa cada año, antes de que acabe el verano, lo ocurrido en el pueblo. En una de las fiestas más coloridas de Aragón, en honor al patrón San Vicente Ferrer, los grausinos se disfrazan de forma extravagante y desfilan en un pasacalles presidido por los reyes. Después del desfile, los reyes escuchan durante el juicio las quejas de los vecinos y les ofrecen las soluciones más absurdas y burlescas.

Mientras, del ayuntamiento cuelga el Furtaperas, un muñeco que gira hacia todos lados.
Se trata de una fiesta cuyos orígenes se remontan al siglo XV y XVI, si bien es a partir del siglo XVII y, sobre todo, el XVIII, cuando la mojiganga adquiere su identidad propia. Tal es su nivel de sátira e incorrección política que fue prohibida durante la dictadura de Primo de Rivera, y acallada durante el franquismo, hasta su recuperación plena en 1981.



Foto: Graus.es