Imagen de la Catedral de Burgos

El arte gótico: nexo cultural de España y Europa

Nuestro país, uno de los más ricos del mundo en cuanto a arquitectura medieval, llora el incendio de la catedral de Notre Dame de París y recuerda el desastre similar que sufrió hace ya más de 50 años la catedral de León
16/04/2019

El incendio de la catedral de Notre Dame de París ha sido un duro golpe para París, para Francia y para los amantes de la arquitectura y el arte. Esta joya del gótico que arrancó sus obras en pleno siglo XII ha sobrevivido a guerras, bombardeos y saqueos a lo largo de sus casi 900 años de historia. Y, ahora, un fuego involuntario casi se la lleva por delante: han aguantado su estructura y sus campanarios. Los mismos que Víctor Hugo retrató tan fielmente.

Hasta la fecha, era el monumento más visitado por los turistas que desembarcaban en tierras francesas: más de 13 millones de personas pasaban bajo sus arcos y sus bóvedas anualmente. Sin embargo, lo que parece un accidente involuntario en una obra de restauración va a frenar ese éxito. Aunque sólo momentáneamente: los daños han sido muchos y muy graves, y se han llevado gran parte de su esencia, pero los franceses, creyentes y no creyentes, ya se han puesto en marcha para recaudar fondos y devolverle esa riqueza devorada por las llamas.

Notre Dame en llamas. Foto: EFE/JULIEN DE ROSA

Siglos de Historia

Catedrales como la de Notre Dame son mucho más que templos religiosos. Sus alrededores son, han sido y serán centros neurálgicos de las ciudades que las acogen. A lo largo del tiempo se han convertido en grandes muestras de nuestra herencia cultural que, por otra parte, atraen anualmente a cientos de miles de turistas. Por eso, son muchos los españoles que entienden bien el pesar actual de los franceses.

Todavía hay muchos leoneses que recuerdan el incendio de su Pulchra Leonina en 1966. El tejado de la catedral de Santa María de Regla, otra de las joyas del gótico europeo, ardía entonces. El fuego se llevó gran parte del tesoro arquitectónico que se había levantado en el siglo XIII, aunque se consiguieron salvar sus imponentes vidrieras, uno de los conjuntos medievales más importantes a nivel mundial.

Aunque los techos de madera no se pudieron recuperar, los trabajos de restauración le devolvieron su esplendor. Y gracias a ello, se ha convertido en una de las grandes atracciones de la comunidad castellano leonesa que, según cifras de la Diócesis de León, visitan unas 300.000 personas al año.

Catedral de Santa María de Regla (León)

Son pocos los kilómetros que la separan de la Catedral de Santa María de Burgos, cuyas obras arrancaron también en el siglo XIII. Considerada una de las ‘hijas’ de Notre Dame de París, está declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO y en ella reposan los restos de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador. Por ella pasan anualmente casi 400.000 visitantes, según cifras del Cabildo Catedralicio.

No obstante, junto a las dos piedras angulares del gótico español merece ser nombrada la catedral de Santa María de Girona, en la que también hay reminiscencias de arte románico y que presume de tener la nave gótica más ancha del mundo. Igual que la de Toledo, cuya construcción comenzó en 1226 bajo el reinado de Fernando III el Santo. Y las de Barcelona, Sevilla, Mallorca… Un ‘suma y sigue’ que amplía las posibilidades del visitante.

Catedral de Girona

Catedral de Sevilla

En general, España cuenta con un sinfín de monumentos medievales protegidos, la mayoría en zonas del interior, que atraen la mirada de millones de turistas, residentes y no residentes en nuestro país. Centenares de iglesias, castillos, catedrales y otros edificios de diversa utilización (como la Lonja de la Seda de Valencia) plasman una gran riqueza cultural que nos hace únicos.